posicionamiento-en-internet

En el mundo real, saludas cordialmente a los clientes que llegan a tu negocio local o a los que hablan contigo por teléfono preguntándote acerca de tus productos y servicios. Te esfuerzas para que se sientan bienvenidos. De hecho, trabajas arduamente para asegurarte de concretar la venta y se vayan sintiéndose felices con su decisión.

En Internet es muy diferente. Los clientes llegan a tu página web sin darte cuenta.

A través de une búsqueda en Google, ellos llegan a tu página y deciden si hacen o no una compra. Si te compran, felicidades, has hecho una venta. Sin embargo, no has tenido que trabajar para ello e innegablemente no tuviste que siquiera conocerlos.

Por tanto, no es sorprendente que algunos dueños de negocios sientan que tienen clientes garantizados en su página web. A decir verdad, es fácil olvidar que son personas reales.

Esto es un error. De hecho, debes trabajar aún más duro para obtener las ventas en línea y nunca dar por hecho que tienes clientes asegurados.

Tus clientes tienen más opciones que nunca y pueden optar por gastar su dinero duramente ganado con cualquier empresa que consideren les ofrecerá no sólo el mejor trato, sino también la mejor experiencia de compra.

Si puedes adaptar tu sitio para hacer que tus visitantes se sientan valorados e importantes, te tomas el tiempo para entenderlos y tratas conscientemente de resolver sus problemas, obtendrás muchas más ventas y conseguirás una fuerte cantidad de seguidores y clientes leales.

marketing-por-internet

Este artículo te mostrará cómo hacerlo/ el cómo. Aquí, la lista de las 10 cosas que tus clientes quieren que sepas sobre ellos:


1. El dinero no es problema/impedimento cuando se trata de mis pasiones

Es verdad. Tus clientes gastarán una fortuna en hobbies, deportes o lo que sea su principal interés. Si atiendes a un segmento en particular, asegúrate de que tienes disponible una gama completa de productos o servicios. Además, no tengas miedo de invertir, sugiere a tus clientes accesorios y actualizaciones. Esto lo puedes realizar fácilmente desde tu sitio web mediante sugerencias y recomendaciones en las redes sociales o en tus correos electrónicos.

2. No me importa gastar mucho dinero, siempre y cuando sienta que estoy obteniendo valor real

¿Estás cobrando lo que tú y sus productos valen? No temas vender productos premium a precios premium. Cobrar lo que crees es un valor adecuado para lo que haces o produces no es arrogante o codicioso – es esencial si quieres tener éxito.

Cuando cobras muy poco, te das cuenta que haces trabajo extra, o cumples con plazos incómodos de forma gratuita porque te sientes mal por pedir lo que mereces, pronto te sentirás agotado y resentido. A tus clientes no les importa pagar más que el precio promedio, siempre y cuando sientan que están recibiendo una relación calidad-precio real. Tu trabajo es asegurarte de que estás proporcionando el mejor producto o servicio con el precio acorde.

3. No pido que seas perfecto, pero sí necesito saber que puedo confiar en ti

Ningún negocio es perfecto, tus clientes lo saben y entienden perfectamente. Serán muy tolerantes mientras que sepan que pueden confiar en ti y que les proporcionarás el mejor producto y servicio que prometiste.

Si bien es cierto que ningún negocio puede ser perfecto, los más entrañables y duraderos son los que son vistos como los que siempre aspiran a alcanzar la perfección. Demuestra a tus clientes que estás tomando medidas progresivas para mejorar tu negocio, muestra que te importan tus clientes y potenciales compradores. Si te equivocas y no lo corriges, éstos lo mencionarán rápidamente en las redes sociales y los perderás. Hazlo bien, y de nuevo, lo mencionarán en las redes sociales, pero esta vez conseguirás una audiencia deseosa de hacer negocios contigo.

4. Significa mucho para mí cuando te tomas el tiempo para agradecerme por mi compra o una referencia

Una encuesta reciente reveló que el 68% de las empresas pierden a un cliente porque sienten que la empresa es indiferente con ellos. A nadie le gusta sentirse como si estuviera en una relación no correspondida, la del tipo tipo en la que siempre das, pero nunca recibes nada a cambio. Lo mismo ocurre en el los negocios. Los clientes quieren sentir que hay una relación mutua con una empresa, especialmente en Internet, donde hay un montón de oportunidades para mantenerse en contacto con tus clientes por medio de las redes sociales y correo electrónico.

La forma más sencilla de hacer que un cliente se sienta valorado y parte de una relación recíproca es agradecerle constantemente por su preferencia y lealtad. Te alegrarás de haberlo hecho, incluso crearás un séquito de super fans que delirarán con tu negocio en cada oportunidad.

5. No necesitas ser un super héroe. Solo haz exactamente lo que dices que harás

Si lo que quieres es impresionar a sus clientes, dales lo que quieren. Tu compromiso de entrega es muy importante porque incentivará a la gente a comprar. Si honras este compromiso todo el tiempo, entonces estarás alentando a la gente a que te compre una y otra vez.

Los estudios han demostrado que la entrega es el factor más importante para los compradores virtuales y es una de las principales causas de abandono del carrito de compras, es decir, los clientes que se van de su sitio antes de completar la transacción. De hecho, de acuerdo a un estudio reciente, el 94% de los compradores han abandonado un carrito de compras en línea, con un 66% que declararon que se debía a factores relacionados con la entrega o la lectura comentarios de clientes diciendo que no recibieron lo prometido.

Una información clara sobre los costos y los tiempos de entrega ayudará a los compradores a sentirse seguros de realizar un pedido. Brinda a los clientes opciones para que puedas satisfacer sus necesidades en diferentes plazos y costos de entrega.

6. Soy tan distraído como un pez de colores. Pasa mucho tiempo sin contactarme y simplemente olvidaré que existes

Felicidades. Tienes un nuevo suscriptor que ha optado por tu lista de correo y te invitó a que le envíes información.

Necesitas recordar que tus clientes y suscriptores tienen la memoria de un pez de colores y pulsarán el botón de “Spam” sin pensarlo si reciben un mensaje, pero no pueden recordar quién eres.

Para ayudarles a recordar, tu primer paso es dar a conocer a tu nuevo prospecto sobre ti, tu empresa y tu marca. Diles:

• Quién eres
• Lo que representas
• Por qué eres diferente
• Lo que esperan de tí
• Con qué frecuencia
• Cuál debe ser su siguiente paso
.
Continúa como prometiste y nunca se olvidarán de ti

7. Mi vida es muy estresante. Si puedes reducir ese estrés, serás inmensamente valioso para mí

Sólo hay dos cosas que la gente va a comprar: buenas sensaciones y soluciones a los problemas. La venta se trata acerca de la solución de los problemas de los clientes, sean éstos problemas a los que se enfrentan actualmente los clientes, o los problemas que enfrentarán a medida que evolucione su mercado y cambien sus necesidades.

Si tu empresa hace esto correctamente, un cliente tiene un problema menos cada vez que él o ella interactúa con tu negocio.

Tu objetivo debe ser resolver al menos un problema cada vez que interactúas con un cliente. En muchos casos, esto es sencillo: el cliente llega a ti con un problema que sabes eres capaz de resolver. Tus equipos pueden funcionar más rápido de lo normal, o tu servicio de envío puede acelerar la entrega para evitar que los productos clave estén fuera de stock. Si puedes resolver un problema para tus clientes, te conviertes para ellos en alguien extremadamente decisivo y se acordarán de tu negocio.

8. Odio a los vendedores, pero adoro/amo comprar cosas

Por lo general, la gente odia la idea de que les vendan. Se sienten mejor con sus compras si creen que fue su decisión. La venta agresiva tiene su lugar, pero no está presente en tu blog o en los artículos de tu sitio.

Tus clientes ven cientos de anuncios en tan solo pocas horas en sus computadoras, y si solo te centras en la venta, tu mensaje se pierde en el alboroto. Decir, no se vende, da a tus clientes actuales y futuros un descanso del flujo constante de publicidad. Los anuncios finalmente se van/se despejan, pero la información atractiva brillará.

La creación de relaciones es la clave del éxito para tu negocio virtual a largo plazo. Tus mejores clientes se convierten en tus aliados y seguidores, felices de recomendarte a sus amigos y colegas.

9. Quiero adquirir tu producto, pero necesito que me ayudes a justificar la compra

Quizá hayas oído el dicho. “Los beneficios se venden, las características no”, y esto nunca ha sido tan importante al promover sus productos y servicios online.

Por el hecho de que no estás vendiendo a la gente cara a cara y no conoces realmente a tus compradores, es fácil olvidar que las decisiones de compra en Internet son hechas por personas reales, y no por máquinas. Esto significa que la emoción, el impulso y otros factores tienen un papel que desempeñar en dichas decisiones.

Es tu trabajo como dueño de un negocio online mostrar a los visitantes de tu sitio los beneficios de comprar tu producto o usar tu servicio.

Las características de tu producto o servicio están muy bien, pero los clientes quieren saber cómo sus vidas mejorarían o serían más fáciles si los compran.

10. Quiero confiar en ti, pero es difícil para mí confiar en cualquiera

Comprar en línea puede ser rápido y conveniente, y puede ser un gran lugar para encontrar excelentes rebajas. Aunque por desgracia, Internet también ofrece un montón de oportunidades para los estafadores, hackers y ladrones; no todos los clientes potenciales se sienten seguros comprando en Internet y pueden necesitar que los persuadan.

Cuando visitan tu sitio web, tienen que abrir su mente y hacerles saber que eres un empresario honesto y confiable. Existen varias maneras de hacerlo:

• Facilita que se pongan en contacto contigo colocando tu número de teléfono y datos de contacto de manera prominente en tu sitio.
• Comparte fotos tuyas, de tu equipo de trabajo y lo que pasa detrás de tu negocio.
• Interactúa con tus clientes en las redes sociales.
• Mantén contacto regular mediante correos útiles y amigables.

Como puedes ver, si das por hecho que tienes clientes asegurados o tu sitio no inspira confianza, simplemente se irán con su dinero a otra parte.

Los compradores online tienen mucho dinero para gastar y se están volviendo cada vez más inteligentes acerca de dónde lo gastan. Demuéstrales que no te preocupas por ellos o que no les haces sentir importantes y desaparecerán y encontrarán otro sitio web que los valore.

Si deseas hacer crecer tu negocio web, debes ser capaz de dar una imagen de confianza incluso al cliente mas escéptico!